Errores y consejos durante el teletrabajo

Según las últimas estadísticas, el estado de alarma ha provocado que el número de personas que teletrabajan en nuestro país haya sufrido un incremento del 278%, ocupando al 22.3% de la población empleada. 

Teniendo en cuenta que España ha permanecido a la cola de Europa durante los últimos años con una cifra media de teletrabajo del 8%, un gran número de trabajadores han visto cómo su jornada laboral ha sufrido un gran cambio.

Trabajar desde casa puede convertirse para el trabajador en un auténtico reto por mantener la productividad y la eficacia.

A continuación te mostramos los principales errores que pueden comprometer tu rendimiento y concentración en el trabajo.

1. Falta de organización

Uno de los errores más frecuentes que cometen quienes teletrabajan es pensar que no existen horarios. Una falta de organización firme de la jornada provoca consecuentemente una falta de eficiencia y concentración. En caso de largas jornadas laborales establece también una rutina de descansos que te permitan aprovechar las horas más productivas.

Dentro de este punto es aconsejable contar con una agenda o cuaderno. De este modo podrás tener una relación ordenada de las tareas pendientes y establecer una prioridad distribuyéndolas a lo largo de las jornadas.

2. Trabajar en pijama

A pesar de estar solos frente a un ordenador, es importante no caer en la comodidad de trabajar con ropa con la que descansamos o dormimos. Según los expertos esto provoca en nosotros una sensación de reposo continuo, lo cual compromete la productividad y creatividad.

3. Entorno no adecuado

Aunque en ocasiones pueda resultar complicado, en la medida de lo posible debemos procurar contar con un espacio adecuado dentro de nuestro domicilio donde poder trabajar en condiciones óptimas. Tratar de concentrarnos en una habitación con demasiados elementos, escaso orden, mal ventilado, con poca luz o cerca de fuentes ruidos y distracciones puede comprometer la concentración y con ello nuestro desempeño laboral.

4. Falta de medios

Antes de iniciar la jornada laboral es importante revisar que contamos con todas las herramientas precisas para el desempeño de nuestras tareas. Carecer de los programas precisos, trabajar con pantallas de ordenador demasiado pequeñas o no adoptar una postura adecuada aumentarán el cansancio perjudicando nuestro desempeño.

5. Multitarea

Trabajar desde nuestro domicilio puede conducirnos al error de la multitarea. Poner un lavavajillas, aprovechar para realizar esa llamada pendiente, cocinar… Es importante que focalicemos nuestros esfuerzos en una sola tarea (siguiendo con lo que hayamos planificado en nuestra agenda o cuaderno).

6. Falta de contacto con tus compañeros y superiores

Actualmente internet y otros medios sociales facilitan la conexión con el resto de compañeros y superiores. La distancia ya no es una excusa. La falta de comunicación interna puede reducir el sentimiento de pertenencia del trabajador reduciendo su compromiso por alcanzar los objetivos de la compañía.

  • Optimización del tiempo
  • Ahorro de costes en gasolina y desplazamientos.
  • Mayor flexibilidad de horarios
  • Mejor conciliación de la vida laboral-personal…

El teletrabajo tiene mucho que brindarte